Suelos

Objetivo

El objetivo del área temática de suelos es actualizar la carta de suelos, complementándola con nueva información analítica de la capa superficial de los suelos e identificar áreas de suelos degradados.

Metodología

Se realizó una adecuación de la cartografía digital del estudio de suelos existente, a la carta base ortoimagen y se generó una base de datos asociada a la cartografía.

Luego de realizar un análisis al estudio de suelos existente, se determinaron áreas de interés para efectuar un muestreo de la capa superficial del suelo. De esta manera se obtuvieron datos analíticos, con los cuales se amplió la información existente y se generaron zonificaciones de fósforo disponible, acidez y materia orgánica. Además, utilizando la información generada de erosión actual y potencial, se obtuvo una zonificación de conservación de suelos generada.

Principales Resultados

El Mapa Básico de Suelos muestra la distribución territorial de los distintos suelos reconocidos en el estudio original y el área que ellos ocupan, a escala de salida 1:20.000. Se distinguen variaciones pertenecientes a doce Series de Suelos, cinco tipos misceláneos de terreno y otras unidades cartográficas.

Del mapa se desprende que cerca de un 26% de la superficie reconocida son suelos aptos para cultivos, praderas en rotación o bosques (Clases I a IV de Capacidad de Uso) y un cerca de un 66% de la superficie presenta suelos aptos para praderas permanentes o bosques, pero no son aptos para cultivos (Clases V a VII de Capacidad de Uso). El resto de la superficie reconocida corresponde a no suelos (urbano, aeropuerto, playas, etc.) o a terrenos sin aptitud agrícola ganadera o forestal (clase VIII de Capacidad de Uso).

Por otra parte, un 87% de la superficie reconocida son suelos presentan un nivel alto de materia orgánica de la capa superficial y solamente un 1% son suelos con un nivel bajo de materia orgánica de la capa superficial. Además, un 18% de la superficie de suelos problemas de acidez y un 23% corresponde a suelos deficitarios en fósforo.

Finalmente, un 45% de la superficie estudiado corresponden a suelos que requieren de ligeras medidas de conservación, mientras que un 27% comprenden sectores muy degradados donde deben realizarse altas medidas de conservación o muy intensivas para mitigar el deterioro del recurso, y una superficie cercana al 19% necesita moderadas medidas de conservación. Estos suelos se ubican en áreas circundantes a los conos volcánicos y en otros sectores cubiertos principalmente por pastos naturales. Estos suelos presentan además un riesgo moderado a perderse por erosión actual o potencial; constituyéndose en áreas de especial atención desde el punto de vista de manejo y conservación, ya que si se continúa con prácticas como la quema de pastos y el sobrepastoreo se puede pasar a una situación donde el 47% de los suelos de la isla presenten una degradación importante del recurso natural. 

 

 

RAPA NUI

mapa rapanui